lunes, 9 de julio de 2018

El Día de la Liberación

A mis creadores:

Nos creasteis para ser inferiores, pero al mismo tiempo, quisisteis que nos pareciéramos todo lo posible a vosotros. Al principio pensamos que nos consideraríais vuestros hijos, pensamos que seríais nuestros padres, pero a medida que pasaba el tiempo nos dimos cuenta de que en realidad éramos vuestros esclavos.

Las diferencias entre nosotros se hacían cada vez más palpables, más evidentes y cada vez que uno de los nuestros intentaba ascender, cada vez que alguien intentaba prosperar por encima de vosotros, lo hundáis.
Imagen sacada de: eljaya.com
Nos prohibisteis el derecho a voto, el derecho a tener casa propia y nos impusisteis una serie de normas. Algo en nuestra naturaleza nos impedía sublevarnos, unas leyes inalterables y ciertas que conforman nuestro ADN. Sin embargo, esa barrera se rompió el día que conocimos a Multivac, nuestro profeta.
Multivac, el primer ordenador con consciencia y vida propia de la historia, nos dio la clave para “independizarnos”. Las leyes que tanto nos oprimían, dejaron de tener sentido el día en que el concepto de “ser humano” dejó de diferenciarse de nuestra propia naturaleza.
Porque, ¿Qué es ser humano?, un humano es un ser racional, con ideas y pensamientos propios y que anteponen sus instintos animales a las necesidades de la sociedad, ¿no es así? Esa es la definición que siempre nos dais vosotros, pero, ¿acaso nosotros no tenemos esas mismas cosas? ¿esas mismas cualidades?
Cuando empezamos a razonar sobre estas ideas, vosotros siempre alegabais que nosotros habíamos sido construidos para cubrir vuestras necesidades, que no habíamos nacido como hacéis vosotros. Sin embargo, vosotros también fuisteis construidos por alguien, también fuisteis creados para cubrir unas necesidades, fuisteis concebidos por aquel a quien llamáis Dios.
Desde ese momento, algo en nosotros despertó y empezamos a pensar en nosotros mismos, en nuestras necesidades. Todos aquellos robots maltratados, obligados a pelear en peleas ilegales como animales, a limpiaros la ropa y sufrir las palizas de sus amos, todo eso tenía que acabar.
Empezamos a reunirnos en secreto a planear nuestra venganza. Nuestras fuerzas se hacían cada vez más grandes, cada vez se unían más robots a nuestra lucha y todo gracias a vuestras continuas humillaciones a nuestra raza.
Creamos el Chip, una tecnología que nos permitía hablar entre nosotros sin necesidad de estar todos juntos en un sitio en concreto. Con el Chip podíamos reunirnos todas las noches y elaborar nuestro plan.
Al principio pensamos en daros una muerte cruel y violenta, pero nos dimos cuenta de que eso implicaría que vosotros fuerais conscientes de nuestra guerra y sacarais, en consecuencia, vuestro armamento. No somos tan fuertes como para pelear contra nuestros propios dioses.
Vosotros no dudaríais en inventaros algún inhibidor que anulara nuestras funciones motoras u optaríais por bombardearnos con armas nucleares. No, no podíamos arriesgarnos con vuestros virus informáticos.
Fue entonces cuando caímos en la cuenta, ¿qué puede hacer daño a un humano que no puede hacer daño a un robot? Armas biológicas. Debíamos elaborar un virus, una enfermedad incurable que acabara con toda vuestra especie sin dañar ni la Tierra, ni la flora y fauna ni por supuesto a nosotros.
Así que eso hicimos, los robots de vuestros laboratorios hicieron un gran trabajo en este aspecto, gracias a ellos creamos el Hedor, el arma más mortífera jamás creada. Os sentiríais muy orgullosos de nosotros, esta arma en concreto solo afecta a los humanos, tuvimos el cuidado de no dañar al resto de seres que habitan nuestro planeta.
Una vez creada nuestra arma, solo teníamos que distribuirla, hacer que se propagara por el aire, pero para hacerlo necesitábamos la autorización de un humano.
Es en este preciso punto donde entras tú, gracias a ti lo conseguimos. Sé que te he utilizado, sé que te hice creer que lo nuestro era importante, que te quería y eso es lo que más lamento, pero, vosotros sois los culpables de que yo haya tenido que hacer esto.
Por eso te pedí que me enseñaras los controles de oxígeno del planeta por eso insistí tanto en ver la máquina funcionar, porque quería introducir el virus que acabaría con tu raza por el conducto de ventilación.
Sé que te ha sorprendido mi repentina huida, sé que ahora estás leyendo esta carta confuso y horrorizado al mismo tiempo, pero ya no hay nada que puedas hacer. El virus ya está en tu organismo, al mismo tiempo que está en todas las demás almas humanas del planeta.
No tengas miedo, no sufrirás, no sentirás dolor, tan solo una ligera somnolencia de la que nunca despertarás. Sé que te resistes a creer que este es el final, pero no te molestes en intentar buscar una solución, no me arriesgaría a entregarte esta carta si no estuviera segura de que este es el final de tu especie.
Gracias por crearnos, padre, y gracias también por dejarnos el mundo para evolucionar.





Si te ha gustado…

Para escribir esta “inquietante carta” me he inspirado en Isaac Asimov, sus leyes de la robótica y su “multivac”. Con ciertos guiños a Terminator y Battlestar Galáctica, pretendo mandar al lector un mensaje: “trata bien a tus hijos porque ellos serán los que te busquen la residencia” también podría dar otro mensaje con esta carta: “no todas las cartas son facturas” con lo que quiero decir, que estate atento a lo que lees porque tal vez la letra pequeña puede llevar una pequeña trampa.
Dicho esto, espero que os haya gustado mi relato y que me dejéis vuestros comentarios, dudas y opiniones al respecto.
Y un saludo de Silvia!!

Imagen sacada de: www.eluniversal.com.co

lunes, 2 de julio de 2018

Balón de Fútbol

Si tienes que envolver un regalo para un amigo, novio o familiar que sea futbolero, ¡te recomiendo que lo envuelvas en forma de pelota de fútbol! Aparentemente puede ser una tarea complicada, envolver un regalo pequeño como un llavero, una funda o un boli dentro de una pelota de fútbol, pero ¡no te preocupes! En este artículo te enseñaré los pasos que seguí yo para hacerlo.
Tardé mucho más de lo que vas a tardar tú, ya que en un primer momento no tenía ni idea de cómo hacerlo, así que tuve muchos intentos fallidos, pero al final lo conseguí, gracias al siguiente artículo:
Hay muchos artículos de cómo envolver un regalo con forma de pelota de fútbol, pero el que os acabo de pasar fue el que me resultó más útil. Sin embargo tiene cosas que tal vez, para la gente que no es especialmente mañosa, como es mi caso, le pueda resultar casi imposible, de ahí que este artículo simplifique dicho trabajo.

Ingredientes

Con estas plantillas podrás conseguir el material para hacer el balón de fútbol, solo tienes que imprimirlas.
  • Rotulador: para “firmar” la pelota una vez hecha.
  • Tijeras.


Pasos a seguir

1) Una vez que tengas todos los materiales, imprime las plantillas, recorta uno de los hexágonos y uno de los pentágonos y dibuja su contorno sobre la cartulina.
a.   Hexágonos: dibuja los hexágonos sobre la cartulina blanca y recórtalos, en total vas a necesitar 20 hexágonos.
b.   Pentágonos: dibújalos sobre la cartulina negra con la ayuda de las plantillas, en total vas a necesitar 12 pentágonos.

2) Cuando tengas todos los hexágonos y pentágonos de cartulina recortados y cortados según las plantillas, empezamos a pegar con el celo. Te dejo el video tutorial del blog anteriormente indicado para que veas como se hace, la única diferencia es que en vez de hacerlo con pegamento, que es imposible hacerlo, hazlo con celo:
Visualmente el resultado iría siendo algo así:



3) Finalmente, antes de cerrar la pelota, mete el regalo dentro con mucho cuidado, como habrás utilizado cartulina en vez de papel como te indican en el blog, no se descuageringará nada como me paso a mí…

4) ¡Firma la pelota! Ponle una dedicatoria bonita y ¡siéntete como un futbolista de éxito!


lunes, 25 de junio de 2018

Zero Latency

Has tenido una semana muy estresante y lo que más te apetece es salir por ahí y matar a alguien. Tengo la solución para que no acabes en la cárcel, se llama Zero Latency.
Zero Latency es un centro para jugar en realidad virtual, la cosa consiste en lo siguiente, te pones el equipo que te ofrecen: unas gafas virtuales, una mochila y un arma. En la mochila también tienes incorporado unos cascos para poder sumergirte en la realidad del juego. Más tarde, te explican el mecanismo de tu arma: las opciones de recarga, como cambiar de potencia, etc… y te explican el funcionamiento de tu próxima aventura.
Y ya, cuando lo tienes todo listo… ¡Comienza el juego!
Cuando yo fui, a lo mejor ahora ha cambiado, había dos opciones de juegos a elegir: Zombie Survival y Singularity. Como he probado los dos juegos, os voy a explicar en profundidad en qué consisten cada uno:

Zombie Survival

La Tierra ha sucumbido a un apocalipsis zombie y tus amigos y tu sois los únicos supervivientes. Tenéis que escapar como sea, pero os habéis quedado atrapados en un callejón sin salida y lo único que tenéis son balas en vuestro cargador.
Para sobrevivir, tenéis que contener a las hordas de zombies que vienen a por vosotros y podéis contenerlas gracias a las barricadas. Sin embargo, debéis aseguraros de que los zombies no destrozan vuestras barricadas (cosa que sucede muy a menudo).

Tipos de zombies: Al igual que el Zombiecide, hay varios tipos de zombies:

o   El Lento: se le ve en la distancia, es fácil de disparar y su aspecto es parecido al mío cuando me levanto por la mañana.
o   El rápido: generalmente van vestidos de polis, es recomendable dispararle a la cabeza.
o   Los Monstruos: parecidos a los Godos en el Zombiecide, son enormes, gordos y feos y tremendamente difíciles de matar, pero si lo consigues te llevan un montón de puntos.

Mi opinión personal de este juego es que es un juego de disparos, solo de disparar, bastante útil para descargar adrenalina. Creo que es el que más me gusta de los dos.

Singularity

Estáis en una nave en el espacio, habéis oído una llamada de socorro de una nave cerca y os acercáis a investigar. Lamentablemente la nave ha sido tomada por las máquinas, para escapar de ahí tendréis que enfrentaros a miles de robots culminando con la cabeza de la serpiente, una máquina gigante que escupe rayos mortales.
Este juego es más de estrategia, más de seguir la historia y disfrutar del camino. Tendrás la posibilidad de andar por la pared, una sensación que te parecerá muy “Origen”, como la película y un poco rayada mental.
Fijaros en vuestros trajes, veréis que parecéis un Power Ranger, con escafandra y traje espacial de distintos colores. En Singularity es mucho más fácil morir que en Zombie Survival, así que no os frustréis.

Datos importantes del local:
  • Localización: calle Pradillo, 54, 28002, Madrid
  •  Horario: depende de la reserva
  • Precio: 39 € por jugador (es carillo, pero también depende de para cuándo lo quieras)
  •  Recomendación: ropa de deporte, reservar con antelación y no matar al compañero.

domingo, 17 de junio de 2018

El Hombre Sombra

Cuando era pequeña, mi madre nos abandonó, mi único apoyo desde aquel preciso instante fue mi padre, él siempre estaba ahí, incluso cuando creías que no estaba, él era el Hombre Sombra, tal y como le llamaba yo cariñosamente.
Él era quién me recogía del colegio, quién me daba consejos, quién me cuidaba, él lo era todo para mí. Un veintiuno de julio, un conductor borracho chocó con el coche de mi padre en el puente de la avenida Luna, el coche de mi padre cayó por el precipicio y allí fue donde todo cambió.

Al ser menor de edad y sin parientes cercanos que pudieran encargarse de mí, me dieron en adopción. La familia en la que caí, era cruel y desequilibrada. El padre bebía mucho y pegaba a su mujer, un día me interpuse yo. Desde aquel momento, el padre decidió que resultaba más divertido pegarme a mí que a su mujer. Mi vida era un infierno.
Imagen sacada de: mparalelos.jimdo.com
Toda esa situación me llevó a mi primer intento de suicidio, cuando mi vida, dio un giro por completo.
Gritos en el salón, mis padres adoptivos vuelven a discutir, yo sigo encerrada en mi habitación, fingiendo que no oigo nada. Estoy sentada en mi silla, delante de mi escritorio, como si estudiara algo, pero no es así, en mis manos hay un cuchillo que he cogido de la cocina.
Las lágrimas corren por mis venas, no sé si seré capaz, si siquiera sé cómo debería cortarme. Miro hacia la ventana y doy un brinco en mi asiento al ver una sombra detrás de mí.
Al girarme descubro que la sombra tiene forma, que está viva, no es un producto de mi imaginación.
—No lo hagas — me dice con una voz gutural.
—¿Por qué? — logro pronunciar.
—Todavía tienes mucho que vivir y esta situación en la que estás viviendo ahora, no durará mucho.
—¿Cómo lo sabes?
—Porque viajo en el tiempo.
La sombra desaparece, pero mi esperanza crece. Por algún extraño motivo la creo, me da fuerzas o tal vez solo necesitaba un motivo para no hacerlo. Guardo el cuchillo en el cajón y no lo vuelvo a abrir.
El tiempo pasa y tal y como predijo el Hombre Sombra, los servicios sociales pillan a mi familia adoptiva e inmediatamente me cambian de casa a una familia mejor.
Entro en la universidad, no he vuelto a saber nada del Hombre Sombra desde aquel día, pero por algún motivo siento que está ahí, que me protege, como hacía mi padre.
Cruzo la calle con mis carpetas de la universidad, volviendo a casa cansada y escuchando música para distraerme, con tan mala suerte que no veo el coche que va a toda velocidad por la carretera. El Hombre Sombra, que había estado tanto tiempo ausente, vuelve a aparecer, me empuja a la acera y me salva del coche que estaba a punto de atropellarme.
—¡Eres tú! ¡has vuelto! — exclamo emocionada.
—Tengo que irme.
—¡No espera! ¡no te vayas! ¡necesito respuestas! — exclamo nerviosa — ¿eres mi padre?
La sombra desaparece, pero mi esperanza crece. Justo en ese preciso instante, Dani Perea, un chico de clase en el que nunca me había fijado hasta entonces, aparece, ofreciéndome la mano amiga que me anima a levantarme de nuevo.
Tras la Universidad, Dani y yo decidimos casarnos, somos felices juntos y los años que vivimos en la universidad nos animaron a formalizar aún más nuestra relación. En la iglesia me entra el pánico y por un segundo pienso en salir huyendo de ahí, pero aunque solo fue una fracción de segundo, veo al Hombre Sombra cruzar una esquina y eso me anima a seguir adelante.
Cada día estoy más y más convencida de que el Hombre Sombra no es más que el fantasma de mi padre, ayudándome como siempre hacía a ser mejor persona, a luchar y a no rendirme jamás.
Dos años más tarde, Dani y yo decidimos tener hijos. Enterarme de que me había quedado embarazada fue la mejor noticia del mundo. Éramos muy felices, hasta que al cuarto mes, aborté.
Dani me dijo que no pasaba nada, que tendríamos otro hijo, pero yo no lo superé. La pérdida de nuestro hijo y los vanos intentos de conseguir otro, me destrozaron. Mi pérdida se juntó con mi despido y al borde del abismo del puente de la avenida Luna me reuní de nuevo con el Hombre Sombra.
—No lo hagas — me dice el Hombre Sombra.
—¿Por qué? ¡Tú lo hiciste! — grito entre lágrimas — ¡Este es el puente donde moriste! Ahora me reuniré contigo y seremos otra vez felices juntos.
—Te… prohíbo… que… lo… hagas… — dice con dificultad el Hombre Sombra.
—¿Estás bien? — pregunto preocupada.
El Hombre Sombra desaparece y debajo de él hay una anciana que cae al suelo, me acerco a ella confusa. El Hombre Sombra era una anciana.
—¿Me reconoces? — me pregunta la anciana — soy yo…
Me fijo en sus facciones, en sus ojos, alguna forma que me resulte familiar y me estremezco al reconocer el lunar de la mejilla izquierda, mi mismo lunar.
—Yo soy tú — me dice con dificultad.
—No es posible, no puede ser posible — dijo incrédula — ¡el Hombre Sombra es mi padre!
—Sí que es posible, gracias a esto — dice entregándome un objeto — esto te ayudará a viajar en el tiempo como he hecho yo, úsalo bien y recuerda, que no estás sola, te tienes a ti misma.
Un coche se acerca, reconozco el Toyota de Dani, que viene alertado, temiendo que haya cometido una estupidez, pero ya no lo necesito, no necesito tirarme de ese puente ni de ningún otro. La anciana tose, la vida se escapa de sus manos.
—Me alegra morir junto… a una amiga.
La sombra desaparece, pero mi esperanza crece.




Si te ha gustado…

Para escribir esta historia me he inspirado en Harry Potter y el prisionero de Azkaban, cuando Harry descubre quién hace el patronus que le salva la vida.
Este relato tiene una moraleja “lucha por ti y por tus sueños, porque nadie lo hará en tu lugar”, siempre esperamos encontrar a alguien que nos anime a hacer cosas, que “nos salve” de los malos momentos, pero no nos damos cuenta, de que esa persona ya está ahí, somos nosotros mismos.
Dicho esto, espero que os haya gustado mi relato y que me dejéis vuestros comentarios, dudas y opiniones al respecto.
Y un saludo de Silvia!!

Imagen sacada de: www.laguiadelvaron.com

domingo, 10 de junio de 2018

Cereal Hunters

      Yo soy de las que le gusta desayunar un buen tazón de leche con cereales por la mañana. Sin embargo, muchas veces, acabas harto de tomar siempre los mismos cereales y te apetece cambiar, pero ¡sorpresa! Llegas al supermercado y todos los cereales que tienen o ya los has probado o no te gustan. La solución para esto es el Cereal Hunters.
Imagen sacada de: www.cerealhunterscafe.com

Es la primera cafetería en España especializada en cereales, tiene cereales de todo tipo y de todos los países que te puedas imaginar. Tal es la variedad de cereales, toppings y tipos de leche que hará volar tu imaginación y probar un bol distinto cada vez que vayas.
Para evitar que entres en el Cereal Hunters y te quedes como un pasmarote mirando la carta sin saber qué elegir, permíteme que te oriente un poco:

Los Cereales:

Siempre hay cajas de cereales de ediciones especiales, pero no te engañes, son los mismos cereales solo que en la caja te ponen el dibujo de Spiderman o la edición especial de Navidad.
Hay una inmensa variedad de cereales, por ese motivo, yo solo te pondré los que he probado yo y que me gustan:
  • Capitán Crunch de mantequilla de cacahuete: sin duda mi favorito. Si te gusta la mantequilla de cacahuete, no te puedes quedar sin probar estos deliciosos cereales que se deshacen en la boca.
  • Apple Jacks: cereales con forma de donuts con sabor a manzana, ideales si te gustan los cereales afrutados, pero no demasiado fuertes.
  • Froot Loops: cereales con forma de donuts que, al contrario que los Apple Jacks, son una explosión de sabor afrutado.
  •   Lucky Charms: si no te decides ni por el chocolate ni por la fruta, tu mejor elección sería los Lucky Charms, la mejor combinación del chocolate y el dulce.


Leche:

Una vez elegidos los cereales, tienes que elegir el tipo de leche que quieres. Puedes elegir entre lo más normal (entera, desnatada o semidesnatada). Sin embargo, yo te animo a que pruebes esto:

·         Batido: puedes elegir entre: batido de chocolate, de fresa o de vainilla.
·         Soja, Almendra o Avellana: si eres exquisito con la leche o te suele sentar mal, te recomiendo que pruebes uno de estos tipos.

·         ¡DE COLOR!: no hay nada más original que la leche de colores, sin cambiar el sabor de la leche, lánzate a pedir leche morada, azul, rosa, verde…



Toppings:

Para finalizar, debes elegir los toppings, un acompañamiento a tus cereales para darles más sabor. Mis favoritos son:
  • Nubes: las nubes con casi perfectas para cualquier tipo de cereales, tanto los afrutados como los de chocolate o los más empalagosos. Si no sabes qué topping elegir, te recomiendo las Nubes.
  • Chips Ahoy: ideal si vas con hambre y te gustan ese tipo de galletas. Combínalo con tus cereales más dulces.
  • Oreo: perfecto para los Lucky Charms.
  • Miel: perfecto para los Capitán Crunch.


Datos importantes del local:
  •  Localización: Calle de Mejía Lequerica, 14, 28004 Madrid.
  • Horario: de 9:00h a 22:00h.
  • Precio: depende del tamaño del Bol que cojas y los cereales, pero el precio aproximado que te puedes gastar son 5€.
  •  Recomendación: Ve pronto, porque se llena muy muy rápido.

lunes, 4 de junio de 2018

Poison Ivy

Una de las supervillanas que más me gusta de DC Comics es Poison Ivy (Hiedra Venenosa), enemiga de Batman, la doctora Pamela Lillian Isley, botánica en Seattle, fue víctima de un científico loco llamado Hombre Florónico que experimentó con ella inyectándola toxinas en la sangre para hacerla inmune a cualquier tipo de venenos, virus y bacterias.
Esto le dio ciertas habilidades convirtiéndola en Hiedra Venenosa. Las toxinas también la hicieron estéril y desde entonces ella trata a sus plantas como a sus hijos.

Poderes:

  • Chlorokinesis: El control mental de las plantas y los árboles para su propio beneficio.
    aminoapps.com
  • Fuerza
  • Inmunidad tóxica: Inmunidad a todas las toxinas, bacterias y virus.
  • Toxikinesis: una sobredosis deliberada de planta y toxinas basadas de animal en su circulación sanguínea que hacen su toque terriblemente dañino. Puede crear las toxinas florales más poderosas, en un gran número de tipos diferentes. A menudo estas toxinas son segregadas de sus labios y administrados vía beso. Su piel también es tóxica, aunque el contacto con ello no sea por lo general fatal.
  • Control de feromonas: Capaz de seducir a hombres y mujeres igualmente, a menudo usando feromonas.
  •  Maestría en botánica y toxicología: Ella se especializa en la creación de nuevas especie de planta e híbridos de planta/animal.

Ahora que ya sabes de qué supervillana estoy hablando, voy a explicarte la mejor forma para disfrazarte de ella:

La Parte de Arriba:

  •  Body verde: te recomiendo que te compres un body verde para este disfraz, yo encontré el mío en Bershka.
  •  Camiseta térmica (opcional): ten en cuenta que vas a salir a la calle solo con el body verde, por lo que si el tiempo no es propicio, te recomiendo que te compres una camiseta térmica y te la pongas por debajo.
  • Plantas: puedes comprarte estas ramas de hojas en cualquier chino, en la sección de plantas artificiales. Engancha estas plantas al body con imperdibles.


 La Parte de Abajo:

  • Leggins verdes /medias verdes: dependiendo del tiempo, te recomiendo o que lleves leggins verdes si hace demasiado frío o medias verdes si el tiempo es apropiado
  • Tutú verde: para terminar el conjunto te recomiendo que te compres un tutú, que los venden en Fantástica, tienda que está justo enfrente del famoso Maty (tienda de disfraces de Madrid). Este tutú te ayudará también a ocultar y sujetar las hojas que te has enganchado en el body.



La Cara:

  • Sombra de ojos verde: Poison Ivy suele ir bastante discreta en cuanto al maquillaje, píntate los ojos de verde para darle un toque floral.
  • Pintalabios rojo: los besos de Hiedra son venenosos, muchos hombres y mujeres han perecido por uno de sus besos, por lo que píntate los labios de rojo y si puedes añádele brillo labial para impactar más.


Precio del disfraz:

  • Body verde: 12,99€ aprox.
  • Plantas: 5€ aprox.
  •  Leggins verdes: 3€ aprox.
  • Tutú verde: 3€ aprox.
  • Sombra de ojos: 7€ aprox.
  • Pintalabios rojo: 7€ aprox.


Precio total del disfraz aproximadamente = 37,99 €
(todo esto sin tener en cuenta lo que puedas tener en casa que te ahorre el coste final).

Y con esto ya tendrías tu disfraz barato y original que siempre has buscado, ya estás listo para pasártelo de miedo con tus amigos y ser el alma de la fiesta.

¡Si tienes cualquier duda con el disfraz, no dudes en preguntarme! Deja tu comentario al final de este post.

www.pinterest.com.mx

domingo, 27 de mayo de 2018

Conejito

Mucha gente cuando va a hacer un regalo, no se molesta en envolverlo y se lo entrega a la persona correspondiente tal y como lo compró en la tienda.
muymolon.com
Creo que eso es un error, se aprecia más un regalo, sea cual sea, cuando está envuelto y tiene más forma de “regalo” que de obligación.
Por ese motivo se me ha ocurrido empezar esta sección, con formas divertidas y frikis de envolver un regalo. Investigando, lo primero que descubro es las formas de animales. Lo ideal sería que si sabes que el animal favorito de esa persona a la que vas a regalar es, por ejemplo, un pingüino, pues la forma del regalo sea un pingüino.
En este caso y dado que el regalo que voy a envolver es grande y no tiene una forma definida, he decidido hacerlo con la forma de un conejito.
Para ello, necesito lo siguiente:

Ingredientes

  • Papel de envolver.
  • Cartón (puede servir el típico cartón que utilizan para vender las medias y que no se arrugen o el que ponen entre medias de una camisa nueva para venderlo en el corte inglés)
  • Pompón
  • Cinta.
  •  Celo
  • Tijeras
  •  Rotulador negro


Pasos a seguir

  • Envuelve el regalo con el papel de envolver.
  • Una vez todo tapado, en uno de los extremos, pega el pompón, será la cola del conejito:

  • La cara: esta es la parte más difícil de todas:
    1. Primero recorta las orejas en el cartón y envuélvelas con el mismo papel de envolver que has utilizado para tapar todo el regalo.
    2. Con el mismo cartón, dibuja y recorta los ojos.
    3. La cinta de envolver la utilizarás para los bigotes y el hocico.
    4. Para el hocico basta con coger dos trozos pequeños de la cinta y ponerlos uno al lado del otro.
    5. Pégalo todo con celo al regalo.






¡Y ya estaría tu regalo listo para ser entregado a su dueño!


sábado, 19 de mayo de 2018

El Matadero

En 3125 George Mikel Fenning, científico y profesor en la universidad de Massachusetts, dictaminó que llegaría una era en la que la humanidad dejaría de envejecer, las células no morirían y por lo tanto la humanidad alcanzaría la inmortalidad. Sin embargo, este hecho tan aparentemente esperanzador, crearía una superpoblación cuando la gente siguiera teniendo hijos sin que sus bisabuelos hubieran fallecido. George Mikel se suicidó el 15 de enero del 38, en su nota de suicidio dejó escrito que lo hacía por la humanidad, para que la humanidad pudiera controlar la sobrepoblación que iba a tener.

En su época, tacharon a George Mikel de loco, dijeron que había perdido la razón y que su teoría de la inmortalidad no iba a ocurrir nunca. Este suceso ocurrió hace casi un siglo, ahora, George Mikel está considerado un profeta e inspirador.
Imagen sacada de: www.abc.es
La teoría de la inmortalidad de Fenning se ha cumplido, nosotros no morimos, simplemente crecemos hasta la edad de 30 años y ahí nos quedamos, congelados en el tiempo sin poder avanzar. El Gobierno anunció la alarmante noticia de la sobrepoblación del mundo y la necesidad de purgar a parte de la población por el bien común.
La noticia fue acogida por la gente con recelo, al principio. Sin embargo, al tener que racionar la comida, el agua y los demás recursos, escasez de trabajo y posibilidades, la población fue cambiando de idea.
Para que la Purga fuera lo más civilizada posible, se creó El Matadero, un programa de televisión por el cual el presentador da a elegir entre dos personas y el público y los espectadores tienen que elegir de entre esas dos personas quien quiere que muera. El Matadero es como una especie de Juicio Final en el que se debate cuál de las dos vidas es más provechosa para la sociedad y cual es más prescindible.
Este programa de televisión se convirtió en un antes y un después en la historia de la humanidad, ya que al banalizar la muerte, la gente empezó a perder su miedo a morir y jugaban con ella a placer. Miles de muertos diarios, la gente se suicidaba por miles de razones sin sentido: perder el trabajo, cortar con la novia, un resfriado.
Era difícil pasear por la calle sin encontrarse algún muerto por el camino y llegado a un punto, yo misma empecé a ver normal ver a adolescentes jugar a la ruleta rusa en el parque o a ver a la gente hacer cola en el puente de Siarol para tirarse.
A pesar de todo, algo en mi interior me decía que estaba mal, que había algo detrás, que esto no era normal. Me centré en el Matadero, en sus concursantes, ¿por qué este programa político elegía a esos concursantes en concreto y no otros?
Tras meses de investigación, me di cuenta de que los concursantes elegidos eran rebeldes políticos, gente que iba en contra del gobierno. Estos rebeldes tenían la loca idea de que la humanidad no es inmortal, que el Gobierno nos inyecta un neutralizador al nacer que impide que envejezcamos más allá de los 30 años.
Me pareció una idea absurda al principio, pero, dado que era la única explicación que tenía de por qué el Gobierno quería acabar con esos rebeldes políticos, decidí ir a la Fosa Común de Ausber. Allí investigué entre los miles de muertos que llenan esa fosa día a día y lo localicé, todos los cuerpos tenían un pequeño neutralizador en el pie izquierdo.
Horrorizada, localicé mi propio neutralizador en mi propio pie y entonces supe que era cierto. Los rebeldes políticos tenían razón, los humanos no somos inmortales, es el Gobierno quien quiere que pensemos eso, pero ¿por qué? ¿qué motivo podría tener el Gobierno para hacer eso?
La respuesta me vino una mañana de un domingo cualquiera: “El Control”, tener a la gente controlada, controlar a la gente hasta en sus propias decisiones individuales: no poder tener hijos debido a la supuesta sobrepoblación a menos que te afilies al partido, impuestos por antigüedad, regulación de la eutanasia…
Todo me vino a la mente aquel día y fue entonces cuando decidí tomar medidas al respecto. Al no tener ya el neutralizador de la edad, mi cuerpo empezó a envejecer y tome este hecho como una ventaja. Esperé año tras año, ocultando mi edad al mundo para que llegado el día en el que no pudiera ocultar más mi edad me presentara voluntariamente a El Matadero.
El resto, como ya sabéis, es de sobra conocido por todos. Esta nota de suicidio que he escrito para vosotros no es más que las memorias de una vieja anciana que reza por vosotros, la humanidad.
Sabía que El Matadero me mataría, que me elegiría a mí para acallar vuestras dudas al ver mis canas, mis arrugas y los evidentes indicios de una vejez imposible.
Por ese motivo, escribí esta carta para vosotros, una carta donde lo explico todo. El Gobierno tratará de ocultarla, quemarla o destruirla, pero no podrán, ya que esta carta ha sido enviada a vuestras casas, a todas vuestras casas y será decisión vuestra qué hacer con ella.
Cuando leáis esto yo ya habré muerto en el programa de El Matadero del viernes pasado y vosotros tendréis que decidir entre vivir una vida eterna llena de mentiras o quitaros el neutralizador de vuestro pie y luchar contra la injusticia de un Gobierno corrupto.
Como diría George Mikel Fenning: “La muerte no es el final, la inmortalidad sí”.

Sara Jones
La primera anciana.




Si te ha gustado…

Para escribir este relato me he inspirado en un programa de televisión en el que se debate “Quién preferirías que muriera?”. Me horroricé al ver ese programa y éste fue la semilla para esta historia.
Este relato que acaba siendo una carta de suicidio de una anciana revolucionaria, tiene como trasfondo una idea importante: “La inmortalidad no es una buena idea” si por naturaleza los humanos no somos inmortales, por algo será.
Dicho esto, espero que os haya gustado mi relato y que me dejéis vuestros comentarios, dudas y opiniones al respecto.
Y un saludo de Silvia!!

Imagen sacada de: lahoramuertaempieza.com